Fabula del caballero calvo

Un caballero viejo y cansado, se había quedado calvo, por tal motivo usaba peluca.

Un día salió a cazar con sus hijos y amigos. Cuando de pronto un fuerte viento, voló su sombrero y el peluquín, lo que provocó un momento de burla y risas.

Desesperado corriendo detrás de su cabello, lo consiguió, se lo colocó y con una sonrisa se unió a ellos diciéndoles: — “Era de esperarse, las pelucas en el viento, son como las personas, te abandonan cuando menos lo esperas.”


Moraleja. Tenemos que aprender a no frustrarnos con aquello que ha sucedido y que ya no es posible evitar o cambiar.

De nada le hubiera servido que el caballero se molestara con sus compañeros por las burlas que estos le estaban haciendo. Al contrario, tomó la decisión de contestar con serenidad y sensatez. Haciéndoles ver que ellos lo abandonaron cuando pudieron apoyarlo a perseguir su cabello.